MENSAJES devocionales

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

Nuestro premio se perderá si no nos decidimos a cambiar

Jesús enseñó las características que debe tener todo cristiano creyente en él

Mensajes Devocionales - 03 de Junio de 2014. 0 Comentarios


Lectura Bíblica: Mateo 5:13-16

13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.

16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Jesús enseñó las características que debe tener todo cristiano creyente en él, entre ellos está el ser sal y ser luz cuando analizamos algunas características de la sal, hallamos que su origen es bastante simple y difícil de entender. La sal se origina por la combinación de dos elementos altamente tóxicos además de que uno de ellos es explosivo al contacto con el aire. La es cloruro de sodio, el clo es venenoso y altamente destructivo, el sodio debe estar bajo líquido aceitoso, pues explota al contacto con el aire y sin embargo al unirse se convierten en una sustancia comestible que además evita la corrupción y puede sanar heridas de modo que en realidad eso es lo que somos, algo que antes de Cristo no servíamos para producir vida alrededor  nuestro, sin embargo después de Cristo, somos vida y podemos evitar la corrupción y podemos ayudar a sanar las heridas de los demás.

En cuanto a ser luz, al venir al señor nuestra forma de ser cambiar y entienden que éramos al ser tocados por la luz de Cristo son despejados y nosotros podamos alumbrar a todos en que nos radican y los demás pueden darle gloria a Dios por nuestras acciones y así alumbra nuestra luz.

Oración:

Padre nuestro y Dios de verdad, gracias te doy por haber alumbrado mi vida, bendigo tu nombre y junto a mi familia te adoro. Por Jesús, Amén.

Por: Pastor Juan Maria Martinez

Suscríbase a nuestros boletines